Testimonio de la estudiante Aranza Reyes Bizama

De los ocho años que llevo en el Colegio, jamás lo había extrañado tanto. La pandemia fue algo que cambió mi rutina por completo, necesité adaptarme a la modalidad online para seguir rindiendo con mis notas, pero aún necesitaba el Colegio. El entrar y saludar a todos los funcionarios y profesores, pasar los recreos con mis amigos, entre otras cosas que la pandemia nos quitó por un tiempo.

No puedo negar que el virus también me permitió aprender y vivir una experiencia que no conocía, gracias a la tecnología logramos seguir conectados y que la situación no afectará el aprendizaje. Por mi parte, aprendí a organizarme de mejor manera, hacer mis cuadernos más ordenados, y no se me hizo difícil la adaptación a las clases telemáticas. Por otro lado, tenía compañeros en los que observaba muchas dudas o complicaciones en las clases, por esto, cree un perfil en la red social Instagram, el cual se basa en tips de estudio, y mini “vlogs” de mí día a día para alentar a mis compañeros y compañeras-.

También tuve el honor de participar en diversos proyectos científicos, en conjunto con el profesor José Carrera, quien me ha apoyado en cada momento. Fue el 2020 cuando descubrí mi interés en los proyectos científicos y tecnológicos, incluso, con mi equipo logramos ganar el 2do lugar de una “Bootcamp” coordinado por el Colegio junto a otras organizaciones. Además, durante el verano de 2021 tuve clases de programación para poder crear mi aplicación, lo cual está en proceso.

Cuando tuve la oportunidad de volver a clases presenciales, fui de las primeras que se inscribió, me emocionaba mucho volver y fue ese primer día cuando me sentí en casa otra vez. Al inicio éramos pocos estudiantes presenciales, ya que había muchos apoderados o ellos mismos preocupados por la situación del virus, pero luego de dos meses se incorporaron más.

A algunos de mis compañeros no los reconocí, a algunos no los conocía, ya que en la transición de 8vo Básico a 1ro Medio hacen una mezcla entre ambos cursos, esto me permitió comunicarme o relacionarme mucho más con ellas y ellos. Actualmente el volver a clases presenciales me ha ayudado mucho, el simple hecho de salir de mi casa me ha permitido volver a esta rutina que tanto extrañaba. Tengo que admitir que en un inicio me asustó, porque ya estaba acostumbrada a la modalidad online, pero no me arrepiento de haber tomado esta decisión.

Me gustaría agradecer al Colegio y a todos quienes forman parte de él, por esforzarse cada día para que podamos asistir,  por su preocupación, ya que a pesar del contexto que estamos viviendo, no se han rendido y siguen implementando nuevas medidas y metodologías a beneficio de nosotros, los estudiantes.

Para finalizar, debo decir que todas las experiencias vividas en el año 2020 e inicios de este 2021 fueron de gran ayuda, ya que contribuirán a la nueva normalidad, poniendo en práctica estos nuevos conocimientos. Me quedo con las palabras de la escritora Margaret Mitchell “Las experiencias nuevas son muy útiles, porque enriquecen el espíritu”.

Aranza Reyes Bizama

Estudiante 1°Medio A